Impacto y Mercado-objetivo

La distribución de GoodDollar ha sido diseñada a fin de proporcionar una moneda complementaria para los pagos digitales con el objetivo de desbloquear el comercio global y el intercambio en el sector habilitado para dispositivos móviles pero excluido financieramente. Según los cálculos más recientes del Banco Mundial, 1,7 mil millones de adultos/as no tienen acceso a los servicios financieros tradicionales, aunque mil millones tienen un teléfono móvil y casi 500 millones tienen conexión a Internet.

Las estrategias de marketing de recomendación fomentarán la adopción de GoodDollar en los grupos comunitarios. Eventualmente, a medida que la adopción de la moneda G$ crezca a través de la red online y offline, se alcanzará una masa crítica.

El objetivo es, en última instancia, incorporar a millones de nuevos/as usuarios/as a la moneda digital al brindarles acceso a activos digitales negociables con valor monetario real. La clave para cerrar esta brecha es superar los desafíos de la experiencia del usuario para acceder y llegar a los potenciales consumidores del mercado masivo con conocimientos técnicos limitados. Para facilitar esto, la billetera GoodDollar es una billetera digital simple a la que se puede acceder en cualquier parte del mundo con una conexión a Internet. Su interfaz permite inicios de sesión y registros de perfiles de redes sociales (Facebook, Google y correo electrónico/contraseña) y se centra en la acción clave de “reclamar” monedas de G$ como ingreso básico y realizar transacciones entre pares.

Los/as usuarios/as también pueden invitar a otros contactos a GoodDollar (y ser recompensados/as ​​por hacerlo inicialmente), enviar y recibir monedas de G$, revisar las transacciones de la cuenta y explorar la actividad dentro de la economía de GoodDollar, como cualquier aplicación básica de pago.